Utilizamos Cookies de Google AdSense, las cuales te muestran publicidad relacionada con tus preferencias y Compartimos estos Datos con Google. Aceptas esto si continúas navegando por nuestra web.OK | +INFO

7×10: ‘Un topo, un torero león y un espetero a la fuga’

Episodio 90: ‘Un topo, un torero león y un espetero a la fuga’

Flora, personaje interpretado por Cristina Pedroche, es una atractiva estudiante y activista y llega a la comunidad como inquilina de Berta. Atraídos por su belleza, Antonio y Amador competirán por sus encantos y la seguirán en todas sus aventuras anti-sistema.

Es una joven revolucionaria y un poco perroflauta, pasional y luchadora, aunque a veces por su edad le puede la inocencia. Llega a la comunidad de vecinos alquilando una habitación a Berta, y en seguida lo revoluciona todo: enamora a Recio y Amador según la ven entrar por Montepinar. Es el quien conseguirá llevársela a la cama en casa de Enrique, donde ahora reside. Movida por su pasión y la admiración que siente, cae en redes del Recio, y es fan de el desde el centollazo a Zapatero y desde que, como ha descubierto, es el payaso justiciero.

foto1

No se puede permitir el lujo de vivir en el centro de la ciudad. Ésa es una de las razones que llevarán a Flora a buscar alojamiento en las afueras y recalar en el complejo residencial, donde buscará una habitación de alquiler en un piso de Berta. La llegada de la bella estudiante y activista, a quien dará vida Cristina Pedroche, convulsionará a los varones de Mirador de Montepinar, especialmente a Antonio y Amador, que rivalizarán entre sí mientras acompañan a la joven en sus aventuras anti-sistema.

Por su parte, Berta se entera de que la hija de Javi y Lola no está bautizada e intenta hacerlo a escondidas para evitar que crezca en pecado. Finalmente, Lola es contratada para grabar un culebrón en Colombia. Al enterarse de la noticia, Fermín, que solo pensaba casarse con Estela para darle una alegría a su hija, intenta escaquearse de la boda.

foto3

Tras descubrir que la hija de Javi y Lola no está bautizada y que el joven matrimonio no tiene intención de librar a su primogénita del pecado original, Berta emprende una cruzada personal: buscar la manera de que la pequeña reciba a escondidas el primero de los sacramentos.

Por otra parte, Lola recibe una atractiva oferta laboral: protagonizar una telenovela en Colombia. Tras estudiar la propuesta, la estrella de “Internado sangriento” decide firmar el contrato. Entretanto, su padre, Fermín, que sólo pretendía casarse con Estela para dar una alegría a su hija, tratará de librarse de su boda con la ciclotímica diva del destape.

PUBLICIDAD

Comparte esto en Redes Sociales




Comentar

Si no introduces tu nombre, el comentario aparecerá publicado por Anónimo.